logo
PLATAFORMA

SEP: 93 años después…claro-obscuros

93 años sep

En nuestro país conviven bajo el mismo cielo distintas razas, lenguas, costumbres y nociones morales con marcadas asimetrías económicas, sociales y culturales que nos estratifican según nuestras habilidades (vendibles) en un sistema económico dualista, que es moderno y al mismo tiempo profundamente tradicionalista, dónde aún es válido el viejo adagio: “…dime a quién conoces y te diré quién eres…”.

La única forma de nivelar la condición social dentro del paradigma económico que vivimos es la educación, así lo entendieron Álvaro Obregón y José Vasconcelos en 1921 cuando juntos crearon la Secretaría de Educación Pública un 25 de Julio de 1921. Para Vasconcelos la educación era la prioridad, una educación teórica que nutriera el espíritu:

“Al decir educación me refiero a una enseñanza directa de parte de los que saben algo, en favor de los que nada saben; me refiero a una enseñanza que sirva para aumentar la capacidad productiva de cada mano que trabaja, de cada cerebro que piensa […]Trabajo útil, trabajo productivo, acción noble y pensamiento alto, he allí nuestro propósito […] Tomemos al campesino bajo nuestra guarda y enseñémosle a centuplicar el monto de su producción mediante el empleo de mejores útiles y de mejores métodos. Esto es más importante que distraerlos en la conjugación de los verbos, pues la cultura es fruto natural del desarrollo económico […]”

El proyecto nacional educativo arrancó en sólo unos meses la educación primaria, la piedra angular de la educación en México, pasó de 9,560 maestros a 25,312, se fundaron escuelas y bibliotecas bajo el modelo positivista sustentado en la razón y la lógica “a la mexicana”, en parte porque José Vasconcelos, el hombre detrás del proyecto educativo nacional no creía en el modelo “pragmatista” de John Dewey y en parte porque enseñar en teoría era lo que hacía falta en aquel momento.

El asunto es que enseñar conocimientos como quien vierte un fluido en una copa se convirtió en uno de los mandamientos cincelados en los muros de la cueva de la educación nacional, lejos de adoptar un modelo que favoreciera el desarrollo de habilidades que permitieran a los alumnos “crear”, “desarrollar” y “mejorar” una actividad, el sistema educativo nacional generó un estancamiento en la educación que ha generado complacencia en las autoridades que sin brújula publican logros mediocres olvidando los problemas de fondo, pereza en los docentes que se limitan a verter conceptos análogos en una era digital y padres de familia desconectados que creen que un festival lleno de “bailables” es el reflejo de lo aprendido.

Echemos un vistazo al México de las fotografías en sepia y blanco y negro de finales del siglo XIX y principios del siglo XX y a sus ocho millones y medio de analfabetas ahora, echemos un vistazo al México moderno, al de las “selfies” en alta definición posteadas en redes sociales y a sus más de seis millones de analfabetas, hemos llegado lejos, pero no hemos llegado aún.

La educación en México está estancada, carece de propósito y por más que se actualicen los parámetros de la educación desde la Secretaría de Educación Pública no hay un cambio real en el sistema que exhibe una resiliencia absoluta. Desde las cúpulas del poder educativo la única idea de progreso, en los últimos 20 años, ha sido evaluar a los profesores, que si lo pensamos un poco es anacrónico, ¿por qué no se les evaluaba antes?; y las escuelas de tiempo completo, una excusa para “estacionar” a los niños aún más tiempo en la escuela, una escuela muy teórica, aburrida e impráctica.

La entrega de becas educativas es un avance, sin embargo, si el modelo y sus fines no cambian el único resultado será seguir manufacturando “desempleados” con títulos universitarios que no tienen más peso que el papel en el que fueron impresos. El currículo debe cambiar y muchos de los que actualmente se ostentan como maestros, directores, funcionarios y autoridades deberían dedicarse a otro rubro…Lo que se sufra ahora, lo que se invierta ahora se traducirá en un mejor mañana, en el rescate de una generación, en el progreso de una nación y es posible.

Por Gerardo Eugenio Alvarado Hierro

 

¿Usted qué opina?

 

Bibliografía

http://www.dgcs.unam.mx/boletin/bdboletin/2012_550.html

http://www.sep.gob.mx/es/sep1/sep1_Historia_de_la_SEP#.U87MzfmSySo

http://www.jornada.unam.mx/2014/06/28/opinion/019a2pol

http://www.sep.gob.mx/work/models/sep1/Resource/2160/3/images/efemerides_julionegrita(2).pdf

http://www.vertigopolitico.com/articulo/22876/5-logros-de-la-SEP-segn-Chuayffet

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Diplomado en Investigación Criminal INFORMACIÓN
Con los más prestigiados y reconocidos especialistas
LEER
Contacto
Bienvenido a Centro Universitario de Educación a Distancia.
  • Angela Barrientos 105-B Col. Centro
  • 01 (771) 71 0 41 21
  • contacto@cued.mx