logo
PLATAFORMA

El fantasma de la delincuencia

delincuente

La descomposición social del estado mexicano es un fenómeno multifactorial presente en cada una de las consciencias de los habitantes del país, es un hecho innegable que en los últimos años el clima de inseguridad ha dejado una profunda cicatriz y ha cambiado la forma en la que vivimos. La manera en la que nos relacionamos y desarrollamos nuestras actividades día a día.

Según INEGI el 72.4% de la población considera que su lugar de residencia es inseguro. [1]

 

En los discursos oficiales se percibe un tono triunfalista y se habla de la disminución de la inseguridad, sólo éste año cayeron Joaquín Guzmán y el “H”, se estableció un delegado de seguridad en Michoacán, se detuvo la proliferación de grupos de autodefensa en la región de la tierra caliente y el presidente ofreció la ayuda de México en la guerra contra yihadistas en Medio Oriente, sin embargo, nuestra percepción del delito es distinta.

Siguen habiendo “masacres” y desapariciones, notas sobre desfalcos, abusos de autoridad y ajustes de cuentas de grupos del crimen organizado, notas que aparecen una semana y desaparecen a la siguiente. Casos que se investigan, indicios y presuntos responsables que se difuminan en la oscuridad y no abonan al tema de la transparencia. El pueblo mexicano, acostumbrado al manejo de éstos asuntos, a puerta cerrada, no exige una rendición de cuentas y al final, volvemos al mismo punto, un tema de percepción.

Según FORBES México es el quinto país más peligroso de América Latina para hacer negocios. [2]

 

La inseguridad en México es un fenómeno que tiene una multiplicidad de actores que hace que su erradicación sea mucho más complicada, por una parte existe la delincuencia incidental, no planificada, espontanea que ocurre ante la perspectiva de desempleo, falta de oportunidades y educación deficiente; por otra parte existe la delincuencia institucional a cargo de múltiples cuerpos policiales que exceden su esfera de competencias y se han visto involucrados en cualquier cantidad de delitos que van desde el cohecho y la extorción hasta el homicidio; por otra parte tenemos a los delincuentes de cuello blanco que ocupan un cargo público y finalmente a la delincuencia organizada.

Según PROCESO cerca de 66.6% de los mexicanos dejó de llevar consigo objetos de valor. [3]

 

Gradualmente los mexicanos hemos aprendido a ser más discretos y más cuidadosos, en varias regiones del país la gente evita transitar por determinados lugares, incluso dentro de su misma colonia. Según la encuesta nacional de seguridad urbana (ENSU) de INEGI 36% de los ciudadanos sienten que nada ha cambiado en términos de inseguridad y 27.4% que la situación empeorará en los próximos meses.

Según ENSU-INEGI la venta de drogas incrementó de 39.3% a 40.2%, el pandillerismo pasó del 31.7% al 33.5% y los disparos con arma de fuego aumentaron en 0.2% con 25.6% en 2013 y 25.8% en 2014. [4]

 

La llamada recomposición del tejido social no llega y mientras que los delitos de alto impacto decrecen, marginalmente, los delitos comunes como el robo a casa habitación, el asalto, entre otros crecen exponencialmente. Las reformas del estado siguen en trámite y el país no puede esperar más. Porque sobre nosotros se yergue el fantasma de la delincuencia, un concepto abstracto y amorfo con muchos rostros que nos invita a la desconfianza y nos coloca en un permanente estado de zozobra.

Usted, ¿se siente seguro?

Referencias

[1] http://www.vanguardia.com.mx/creceinseguridadenmexicoinegi-2056227.html

[2]http://www.forbes.com/sites/doliaestevez/2014/03/26/mexico-is-the-fifth-most-dangerous-country-in-latin-america-for-business-says-fti-consulting/

[3] http://www.proceso.com.mx/?p=384122

[4] http://www.vanguardia.com.mx/creceinseguridadenmexicoinegi-2056227.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Diplomado en Investigación Criminal INFORMACIÓN
Con los más prestigiados y reconocidos especialistas
LEER
Contacto
Bienvenido a Centro Universitario de Educación a Distancia.
  • Angela Barrientos 105-B Col. Centro
  • 01 (771) 71 0 41 21
  • contacto@cued.mx