logo
PLATAFORMA

Del cielo al infierno y estancados en el purgatorio: los deportados de México

dep2

Estados Unidos se fundó como una nación inclusiva dónde las instituciones democráticas y económicas habrían de brindar a los pobres, perseguidos y oprimidos una oportunidad de desarrollarse en libertad física y religiosa; o al menos así lo establece la célebre leyenda de la estatua de la libertad en la bahía de Nueva York:

“…dadme a sus cansados, sus pobres, sus masas oprimidas añorando respirar libres, los rechazados de sus costas, enviadlos, los desamparados, yo levanto mi lámpara a un costado de la puerta dorada…”.

(tomado de “El nuevo Coloso” de Emma Lazarus).

En otra época quizá, cuándo Estados Unidos era más un sueño que un coloso y la Estatua de la Libertad daba la bienvenida a los inmigrantes de Europa, Asía y otras partes del mundo. En menos de doscientos años desde su emancipación del imperio Británico, 13 pequeñas colonias movidas por una diversidad inimaginable de ideas se convirtieron en una nación y en el país más industrializado y, por ende, desarrollado, una condición que habría sido impensable sin las contribuciones de centenares de miles de inmigrantes.

Para mediados del siglo XX, sin embargo, Estados Unidos asumió un rol más activo en la geo-política mundial, al mismo tiempo que cambió los cánones del desarrollo y el estilo de vida al interior de sus fronteras. La segunda mitad del siglo XX se caracterizó por institucionalizar la marginación y el desentendimiento de grupos de personas al interior del territorio estadounidense, al mismo tiempo que vendía una imagen casi onírica y, por supuesto, ficticia que hemos llegado a conocer como el sueño americano.

No nos resulta ningún misterio que la inmigración de América Latina hacía Estados Unidos se multiplicó exponencialmente durante éste mismo periodo. Los distintos gobiernos estatales y el gobierno federal estadounidense se vieron rebasados por una inmigración tan masiva, lo cual condujo a dos políticas públicas para asumir la vertiginosa escalada de inmigrantes indocumentados, primero se levantó un muro y se reforzó la presencia de agentes migratorios en la frontera con México, después se propuso la creación del DREAM ACT (una propuesta de ley para el desarrollo, auxilio y educación para menores inmigrantes, agosto 1 2001).

El muro fue objeto de controversia, fuera de la nación americana, más no al interior, dónde el esquema de marginalización que reparte las canonjías del sistema económico americano están restringidas a grupos específicos de la sociedad y dejan en el subempleo, la marginación, la delincuencia y el olvido al resto. El muro dejo muy claro que EU estaba cerrada, sin embargo, por cuestiones presupuestarias, burocráticas y, simplemente, torpes, el muro nunca se concluyó, dejando una herida abierta en América Latina y una ventana al sueño americano que era ahora, más inalcanzable que nunca.

deport

Públicamente dirigentes sociales, autoridades y personas públicas se manifestaron contra lo que parecía el inicio de un “estado policía”, de forma privada el norteamericano promedio suspiró con alivio ante la perspectiva de “no perder su empleo contra un inmigrante que trabajaría por nada”. Al mismo tiempo la población carcelaria en EU aumentaba considerablemente debido a la marginación, el olvido y leyes que criminalizaban conductas otrora consideradas “inofensivas”, en la gráfica se muestra la situación “in crescendo” de las deportaciones de Estados Unidos desde 2001.

Las deportaciones de indocumentados de Estados Unidos crecieron dramáticamente entre 2008 y 2009, con prisiones abarrotadas era más barato extraditar a un delincuente que encarcelarlo en EU. Los extraditados como delincuentes lo eran por cuestiones menores, más tarde la “pesquisa” se extendió a cualquier persona que reuniera el “perfil”.

Los deportados de Estados Unidos a otros países, en muchos de los casos, son más norteamericanos que latinoamericanos, casi el 30 por ciento habla únicamente inglés, al regresar a sus respectivos países de origen ya no tienen contacto con sus familias y llegan a sistemas, a menudo, mucho más marginalizantes dónde no cuentan con los documentos para apersonarse y por lo tanto son incapaces de aspirar a un empleo y vida dignos.

El caso de “el bordo” de Tijuana es un microcosmos de éste fenómeno. A unos metros de la línea fronteriza que divide a México de Estados Unidos se localiza El Bordo, un canal seco del río Tijuana, donde viven migrantes deportados, indigentes y adictos. Son cerca de mil doscientas personas que duermen en ñongos, casas construidas con desechos, y entre olores fétidos provocados por las aguas negras y la basura.

La población de ese lugar se dedica principalmente a limpiar parabrisas, reciclar basura y hacer trabajos de albañilería; 52 por ciento habla inglés. Son aislados por los agentes policiales locales y discriminados porque no pertenecen ni a México ni a Estados Unidos, son parias modernos que se pudren a la vista del mundo esperando un revés en las políticas migratorias, que bien podría nunca llegar, que esperan volver al lugar que conocen.

El lunes 16 de Febrero la coalición de 26 estados, por llamarla de un modo, encabezada por el Gobernador de Texas Greg Abbott logró detener de forma provisional las reformas migratorias, igualmente incompletas, del presidente Barack Obama bajo el argumento que costaría una fortuna “mantener” a los indocumentados en Estados Unidos y que el gobierno Federal, encabezado por Obama, había excedido sus funciones al declarar una “amnistía”.

Lo irónico es que en la administración del presidente Obama se han deportado más personas que en los últimos veinte años en EU y aunque públicamente Obama se ha pronunciado a favor de una reforma “comprensiva” que permita “evaluar” las circunstancias de cada caso antes de iniciar la deportación, la realidad es que la agencia aduanal y de inmigración:  ICE (Immigration and Customs Enforcement) se ha convertido en una maquina sumamente eficiente e implacable que deja los discursos políticos y las buenas intenciones a los políticos.

En los próximos meses podríamos estar ante una situación caótica para el escenario mundial, ya que de tener éxito en la corte, la coalición de Abbott podría ordenar a más de cinco millones de personas abandonar el territorio estadounidense, alejándolos de sus familias, de la vida que conocen y acercándolos más a los purgatorios improvisados y olvidados que pululan en las naciones de origen de los inmigrantes indocumentados.

 

 

Referencias

The Blaze, Republicans cheer court’s decisión to block Obama’s immigration plan, por: Pete Kasperowicz, recuperado en: http://www.theblaze.com/blog/2015/02/17/republicans-cheer-courts-decision-to-block-obamas-immigration-plan/

LA times, What happens now in the legal fight over Obama’s immigration plans, por: David Lautner, Recuperado en: http://www.latimes.com/nation/la-na-immigration-questions-20150217-story.html

Fact tank, U.S. deportations of immigrants reach record high in 2013, por: Gonzalez-Barrera, et.al., Recuperado en: http://www.pewresearch.org/fact-tank/2014/10/02/u-s-deportations-of-immigrants-reach-record-high-in-2013/

El Colegio de la Frontera Norte, REporte sobre dimensión, caracterización y áreas de atención a mexicanos deportados desde EUA, (s.f.), Recuperado en: http://www.colef.mx/noticia/reporte-sobre-dimension-caracterizacion-y-areas-de-atencion-mexicanos-deportados-desde-estados-unidos/

Milenio, El bordo de Tijuana, hogar de migrantes y drogadictos, (s.f.) Recuperado en: http://www.milenio.com/politica/Bordo_Tijuana-migrantes_Tijuana-deportados_estados_unidos_0_345565450.html

Time, No deportation for Young “illegals”, por: Adam Sorensen, Recuperado en: http://swampland.time.com/2012/06/15/no-deportation-for-young-illegals-obamas-end-run-on-immigration-reform/

America’s History, The New Colossus, (s.f.) Recuperado en: http://www.learner.org/courses/amerhistory/resource_archive/resource.php?unitChoice=14&ThemeNum=2&resourceType=2&resourceID=10123

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Diplomado en Investigación Criminal INFORMACIÓN
Con los más prestigiados y reconocidos especialistas
LEER
Contacto
Bienvenido a Centro Universitario de Educación a Distancia.
  • Angela Barrientos 105-B Col. Centro
  • 01 (771) 71 0 41 21
  • contacto@cued.mx