logo
PLATAFORMA

Cultura Zombi

zoombi

En las últimas décadas hemos visto crecer el furor por la cultura zombi que se ha traducido en inspiración para películas, libros, series, vídeo juegos y hasta carreras temáticas¹. ¿De dónde salió toda ésta locura?

La palabra “Zombi” es un derivado del vocablo Haitiano “Zonbi” o “Nzumbe”, que describe a un ser humano que después de muerto ha resucitado para convertirse en un “cuerpo animado” por obra de brujería. Se aplica indistintamente para referirse a una persona sometida a un “transe hipnótico”. El sujeto carece de consciencia y sentido del ser, deambula sin propósito aunque es susceptible de estímulos externos.

En varias culturas Africanas se habla de “El Reanimado”, un muerto que es revivido por un médico brujo o “Bokor”, para servir a éste en lo que se le ordene. Otra variación es cuando el “Bokor” roba el alma de una persona y la aprisiona en una vasija o receptáculo dejando al sujeto vacío, por lo tanto un “Nzumbi”. En el folklore Africano el zombi tiene un propósito, cumplir los designios de su amo, pero existe una forma de deshacerse de él. El Reanimado muere cuando se le forza a comer sal; en los zombies de la pantalla esto se traduce en una cabeza cortada.

¿Es solo una moda pasajera? o en verdad… ¿nos estamos preparando para un ataque zombi?

A finales de los 90, un equipo de científicos de La Universidad de Ottawa y Carleton (Canadá) liderados por el Profesor Neil Ferguson, redactaron un artículo indexado (de carácter científico) sobre “El Apocalipsis Zombie”². El propósito del documento era analizar los aspectos de una “Infección Zombie”. La pregunta eje del trabajo fue: ¿En caso de una epidemia Zombie que sucedería?

El trabajo planteaba la posibilidad de que una pandemia alcanzará niveles “masivos”, según Ferguson “… La epidemia zombie tiene características similares a las de un agente patógeno hostil… iniciaría como un agente aéreo que atacaría silenciosamente y podría permanecer en el cuerpo del anfitrión por un tiempo variado, hasta que finalmente se llevaría su consciencia… un porcentaje de la población sería inmune al agente aéreo, estadísticamente menos de un 10 por ciento… bajo este escenario habría 10 zombies por cada no infectado…”³.

Ferguson también contempla la posibilidad de que no sea un agente aéreo el principal foco de contagio, en cuyo caso las probabilidades mejoran drásticamente. Si la única forma de trasmisión es el contacto sanguíneo directo, como se ha sugerido en la cultura popular, por mordidas, rasguños y heridas sangrantes, la gravedad de la situación dependerá de la pronta respuesta de las fuerzas armadas y la capacidad de las comunidades de hacer los sacrificios necesarios.

Por sacrificios necesarios podríamos inferir que el autor se refiere a matar, ya sea un amigo, un ser querido, quien sea con tal de “sanear” la comunidad y darnos una oportunidad. En pandemias ocurridas en África, se ha demostrado que las sociedades cerradas tienen más dificultad de hacer estos sacrificios sugeridos por Ferguson, lo que a menudo complica el control de la expansión de la enfermedad. El autor sugiere que cuando una persona en nuestro círculo enferme, simplemente se le abandone, sin más miramientos.

La Cultura POP

Los zombis han ido evolucionando en la cultura popular, de llegados del espacio, transformados por una explosión nuclear hasta los llamados “caminantes”, hechos populares en la serie de AMC “the walking dead”, producto de una “infección misteriosa” y siguen apareciendo. ¿Qué hay en el ser humano, como especie que causa ésta fascinación por los Zombies?

Al final la tendencia es explotada comercialmente, sólo en estados unidos existen cualquier cantidad de empresas y negocios que venden “Zombie Kits”, equipos tácticos, armas blancas, reservas de comida deshidratada, botiquines, etc. y se calcula que en este segmento mueve cerca de 410 millones de dólares al año.Quizá se trata de una moda, como lo fueron los vampiros, hombres lobo, androides, aliens y demás, y que al ser tan explotada como lo ha sido, terminará por hartarnos. Los más entusiastas dirán que no es una moda, es un estilo de vida, que exige estar preparado(a) para cualquier vicisitud, lo que es un hecho es que dramas en televisión y en cine seguirán alimentando nuestro interés porque nos invitan a colocarnos en la piel de los protagonistas y preguntarnos ¿qué haría yo?

Debemos ser conscientes de que esta cultura zombi refleja a nuestra sociedad, lo que tememos convertirnos, la masa infecciosa sin alma que devora a la humanidad o los sobrevivientes, los que perduran y pueden comenzar de nuevo. Es un miedo a una entidad colectiva no a un individuo lo que puebla nuestras pesadillas, lo escabroso del zombie no es que no muere, es que se multiplica y que en masa es imparable. Este miedo sin sentido, ésta cultura del terror y supervivencia nos dicen mucho de nuestros miedos como comunidad.

Hace doscientos años habría sido un vampiro silencioso, como un virus, que mata a tal o cual líder y desencadena el infierno, ahora, es una turba de no-muertos que destruyen todo nuestro estilo de vida…Nuestras monstruosidades como nuestras comunidades evolucionan y es curioso como siempre revelan el miedo latente al apocalipsis y el fin de los tiempos.

¿qué piensa de los zombies?

 

¹ http://www.carreraszombis.com

²Infectious Diseases Modeling Research Process, New England Journal, 2003.

³Op.Cit.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Diplomado en Investigación Criminal INFORMACIÓN
Con los más prestigiados y reconocidos especialistas
LEER
Contacto
Bienvenido a Centro Universitario de Educación a Distancia.
  • Angela Barrientos 105-B Col. Centro
  • 01 (771) 71 0 41 21
  • contacto@cued.mx