logo
PLATAFORMA

Calidad del sueño

falta de sueño

El concepto de calidad del sueño implica conciliarlo y mantenerlo durante una cantidad determinada de horas durante la noche y como consecuencia directa, facilita la manifestación de comportamientos diurnos satisfactorios y de buen rendimiento en todas las actividades que se realizan. Lo que significa que dormir bien es directamente proporcional a ser feliz y funcional.

Durante el proceso del sueño se producen actividades neurovegetativas de vital importancia para la reparación y mantenimiento del organismo. Es decir, aunque la parte consciente del individuo se encuentre en fase de descanso, el subconsciente, la parte primitiva del ser humano sigue activa, el cuerpo se repone y nuestro lado racional se nutre y se repara de nuestras actividades diurnas.

Los efectos de la privación del sueño

La falta de sueño esporádica produce irritabilidad, impedimento cognitivo y la inhabilidad de tomar decisiones, cuando la falta de sueño pasa de esporádica a común comienza a haber afectaciones al ritmo cardiaco, el sistema inmunológico y las habilidades motrices finas (presencia de temblores, dolores y reacciones espásticas). Cuando la privación de sueño se vuelve crónica se abre la puerta a padecimientos como la diabetes tipo II, enfermedades autoinmunes, aumento de temperatura, obesidad, afectación al músculo del corazón (taquicardia) y supresión de la hormona del crecimiento.

Pensar y dormir

El sueño es tan importante durante desarrollo infantil que es fundamental al estimar el desarrollo neurológico y la calidad de vida de los niños. En éste sentido, a menor edad es mayor la profundidad de sueño. Si bien es cierto que todos tenemos necesidades distintas de sueño, el requerimiento de horas de sueño depende de la etapa del ciclo vital y de las características de los niños. Es así como los recién nacidos duermen entre 16-18 h al día. A partir de los 2-3 meses comienzan a disminuir las horas de sueño. A los 12 meses, la media de sueño es de unas 12-13 h al día. Respecto a las siestas, se puede decir que un niño después de los 3 años ya no la requeriría, sin embargo es común que hasta los 18 meses los niños duermas dos siestas, una por la mañana y otra por la tarde.

Durante la adolescencia se requieren entre 9 y 10 horas de sueño al día, a diferencia de un adulto que sólo necesita entre 6 y 8 horas, y cuándo se produce un retardo en el horario de dormir, esto se refleja también en el despertar. En condiciones normales, los despertares durante el sueño disminuyen significativamente en la etapa prepuberal, respecto a la infancia, sin embargo, el buen dormir está estrechamente vinculado con la edad y con el neurodesarrollo.

Los problemas del sueño en los niños, a diferencia de lo que les sucede a los adultos, tendrán un impacto negativo en el desarrollo infantil, referido al comportamiento, al rendimiento académico y al crecimiento, lo que sin duda afectara la dinámica y la calidad de vida familiar.

Y sin embargo…

Empresas, oficinas públicas y escuelas insisten en iniciar sus actividades cada vez más temprano, mientras que la televisión, como medio masivo de entretenimiento presente en 4 de cada 5 hogares mexicanos ofrece una gama cada vez más rica, más atractiva y más inútil de programación, en lo que los gurus de la mercadotecnia denominan “horario estelar”, después de las diez de la noche está disponible la mejor programación.

Estimulantes como el café, bebidas energéticas con cafeína y taurina aunados a un ritmo de vida sobre-estimulado generan una sobre carga que ha afectado, irremediablemente, el biorritmo humano es cada vez más común que jóvenes evidencien signos de envejecimiento prematuro, poca tolerancia, mal humor, poca productividad, cuándo todo lo que en realidad hace falta es poder dormir. Dormir es importante, es la forma en la que nuestro cuerpo se repone y regenera, nuestro paradigma social, sin embargo, está empecinado en dormir menos, estar despierto más tiempo y disfrutar la noche, las empresas, escuelas y el estado insisten en establecer el inicio de actividades cada vez más temprano y los medios nos presentan cada vez más con mejor entretenimiento nocturno.

Y usted ¿cuántas horas duerme?

Por Gerardo Eugenio Alvarado Hierro / Centro Universitario de Educación a Distancia A.C. / www.cuedac.edu.mx

Bibliografía

http://sleepfoundation.org/sites/default/files/sleep_and_teens_report1.pdf

http://sleepfoundation.org/sleep-news/adolescent-sleep-needs-and-patterns

Carskadon et al., 1980

Wolfson and Carskadon, 1998

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Diplomado en Investigación Criminal INFORMACIÓN
Con los más prestigiados y reconocidos especialistas
LEER
Contacto
Bienvenido a Centro Universitario de Educación a Distancia.
  • Angela Barrientos 105-B Col. Centro
  • 01 (771) 71 0 41 21
  • contacto@cued.mx